Cuándo empezar a cobrar como organizadora

Cuando te encanta ordenar, sientes que es lo tuyo, y empiezas a ayudar a otros o otras en su orden, puede que no quieras cobrar. O que no quieras cobrar todavía. Porque sientes que lo haces como hobby y no profesión, porque es una cosa que te gusta, porque estás en prácticas, porque tienes miedo de que la otra persona no quede contenta…